viernes, 17 de julio de 2009

Reseña: Mañana fuimos felices (José B. Adolph)




Mañana fuimos felices
José B. Adolph
Instituto Nacional de Cultura
Lima, 1975
Carátula: Octavio Santa Cruz


Introducción
Una viñeta peruana
Hablando de cocodrilos
Violines suaves
Artemio y Multical
El puente
La casa
San Daniel J. Céspedes
Antes del ascenso
El día que saltaron los chinos
El milagro
Sodoma y Gomorra
Plenos poderes
A quien corresponda
Ahora
Biografías repugnantes



Las décadas de los años 60 y 70 del siglo XX parecen haber sido las de mayor efervescencia cultural en el Perú. Actualmente, como en el caso del fútbol, en el ámbito de la cultura también empezamos a vivir de recuerdos de otra época, cuando, si bien las cosas no eran necesariamente "mejores", si había "algo" que hoy en día solo percibimos como carencia o ausencia: la inquietud creativa, la búsqueda de caminos originales para la expresión cultural, en fin, un mayor movimiento cultural. Demás está decir que el público (es decir, nosotros) también hemos cambiado: si antes le dábamos cierta importancia a la cultura, hoy nos importa un pito.

Producto de ese fervor (¿hervor?) cultural que alguna vez tuvo nuestro país, es la presente colección de relatos de José B. Adolph, que fuera publicada por el Instituto Nacional de Cultura. Siempre original, con este volumen Adolph continúa con la creación de historias sorprendentes, muchas de ellas de ciencia ficción, como las que sucintamente comentamos líneas abajo.

Daniel Salvo





HABLANDO DE COCODRILOS.- Con la sutileza propia de un asesino, este relato pasa de ser la melancólica narración del final de un gran amor a convertirse en una exploración de los límites de la inteligencia artificial. Un hombre maduro, tras terminar sus relaciones amorosas con una mujer, consigue una amante artificial, una robot, por catálogo. Pero no se trata de un mero juguete sexual muy sofisticado, sino de otra cosa, capaz de la más inesperada reacción que pueda producirse en un robot, aunque si este es de sexo femenino (¿tienen sexo los robots?), quizá la explicación cae por su propio peso...

ARTEMIO Y MULTICAL .- Continuamos explorando el tema de la inteligencia artificial. Artemio Ayar, prodigio matemático cusqueño de catorce años, se verá confrontado ante la poderosa computadora Multical, en un duelo de cálculo donde aparentemente gana el mejor. El contacto con la máquina despierta en Artemio algunos poderes latentes, como la telepatía. Pero nadie sabe que Artemio también ha logrado "despertar" algo en Multical.

EL PUENTE.- Este relato es más de índole fantástica que de ciencia ficción, aunque quien sabe y las explicaciones que el autor nos brinda sobre el denominado más allá devengan en postulados de la metafísica del futuro. Un joven frustrado en su relación amorosa traba amistad con un anciano que afirma seguir en contacto con su esposa muerta, lo cual suscita la incredulidad del protagonista, hasta que él mismo entra en contacto con el ¿fantasma? Terminando de leer este relato, uno se pregunta ¿qué es la muerte a fin de cuentas? ¿Qué es la vida?

LA CASA.- Aterrador relato que constituye un digno homenaje a Kafka. El protanista de esta historia ingresa en una residencia que es más de lo que aparenta: es una casa que come gente. Pedazo a pedazo, nuestro infortunado protagonista va desapareciendo, devorado por la casa. Pero así como come, la casa también... pero mejor es leerlo que comentarlo.

EL DIA QUE SALTARON LOS CHINOS.- A modo de amenaza, alguien dijo una vez que si todos los chinos se pusieran de acuerdo y saltaran al mismo tiempo, el resto del mundo lo iba a pasar muy mal. En el presente relato, alguien más decide llevar a la práctica esta idea, con resultados inesperados. Humor y paranoia en uno de los mejores cuentos cortos que haya leído jamás.

SODOMA Y GOMORRA.- Cuento alegórico, donde Sodoma y Gomorra aluden no solo a los pueblos merecedores del castigo divino, sino a los pueblos encargados de aplicar el castigo, en este caso, la destrucción atómica. Dos astronautas, uno ruso y otro norteamericano (recordemos que estos cuentos datan de 1975), a cargo de una estación espacial, deciden el futuro de la humanidad con cínica amargura: de ambos depende la decisión de iniciar el holocausto final.

A QUIEN CORRESPONDA.- La tripulación de una nave que se dedica a explorar otros planetas encuentra que en muchos de estos se ha producido la extinción de la vida inteligente. Planetas cuyas ruinas y documentos demuestran que sus sociedades llegaron a la cumbre de la evolución, para luego desaparecer. El hallazgo de un tubo de metal conteniendo el mensaje póstumo de una de estas sociedades planetarias nos dará la clave de su extinción, motivada por el conocimiento de una verdad tan ineludible como desesperanzadora. Ciencia ficción filosófica de la mejor calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada