viernes, 17 de julio de 2009

Reseña: La gente del margen (Orson Scott Card)

Orson Scott Card es conocido por su novela "El juego de Ender", la cual le abrió las puertas del éxito a tal punto que se convirtió en un best seller en el campo de la ciencia ficción y la fantasía, algo muy difícil de lograr. En lo personal, he tenido la suerte de leer la continuación de "El juego de Ender", que lleva por título "La voz de los muertos". Por cuestiones editoriales y de distribución, la primera novela practicamente no se ha visto por estos lares.

La contraportada de "La gente del margen" prometía. Según lo que ponía, esta novela narraba las peripecias de un grupo de sobrevivientes a un holocausto futuro en los Estados Unidos de América. Lo particular del caso era que estos sobrevivientes eran mormones (religión que profesa el autor), por lo que aparentemente me encontraba ante la interesante mezcla de futuro devastado mas religión. Vamos, una suerte de Mad Max buscando el Santo Grial. Al menos, eso creí.

Pero el libro no trata de esto. Bueno, si, pero resulta difícil verle el lado de ciencia ficción al asunto. Los sobrevivientes experimentan unas "aventuras" de lo más plúmbeo y patético. En realidad, se trata de tres historias entrelazadas. En la primera, un grupo de mormones trata de llegar a Salt Lake City, uniéndoseles un vagabundo que tiene una historia de infancia triste tan deprimente que da ganas de pegarse un tiro.

La segunda historia, con algunos puntos de contacto con la primera, tiene a un protagonista que se dedica a laaaargas sesiones de buceo en la inundada capital del estado de Utah, en busca de un templo sumergido y otros objetos. La historia transcurre de buceo en buceo, y termina haciendo agua.

La tercera historia es una telenovela. Un muchacho se enamora de una chica que pertenece a una compañía de teatro itinerante, y toda la trama se concentra en sus devaneos con ella, dudando si quedarse con la chica o no. Esta parte tiene como subtrama la puesta en escena de una obra de teatro alusiva al destino de los EE.UU. después de la catástrofe.

Es difícil considerar a esta novela como de ciencia-ficción. El marco post-catastrofista es irrelevante, igual podría haber situado la acción en Marte, en Cuba, en el futuro o en el pasado. Las historias se centran en los sentimientos de los protagonistas, pero eso no las liberan de ser algo densas y difíciles de leer.

Por contraste, el libro tiene además un cuento "extra", titulado "América", que es una historia mas bien fantástica, que trata acerca del nacimiento del mito del mesías en América, específicamente, en Brasil, donde Orson Scott Card se ha desempeñado como misionero. Pero una golondrina no hace verano, y el costo del libro no se justifica por un solo relato. Realmente, el libro se encuentra muy lejos del Card de "La voz de los muertos" y "Maestro Cantor".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada