miércoles, 5 de agosto de 2009

Reseña: Argonautas N° 3 (Carlos Enrique Saldívar)

Hola, tengo el agrado de presentarme nuevamente ante ustedes, amables lectores constantes de fantasía, misterio y ciencia ficción para informarles los últimos detalles relacionados a la reciente aparición de la revista Argonautas número 3, sé que hemos demorado bastante tiempo, tomando en cuenta que el número anterior salió entre los meses de Enero y Febrero, pero al fin este concienzudo trabajo puede ver luz, este nuevo volumen está dedicado al horror, género literario que no será ajeno a nuestra publicación de aquí en adelante por la gran aceptación que está mostrando en aquellos que han leído Argonautas número 1 donde habían varios relatos de misterio y horror. Este volumen es especial pues ha sido trabajado con gran minuciosidad a la hora de seleccionar a los autores, los relatos e incluso los gráficos de los cuales hemos abusado, todo sea para lograr una mayor armonía de los textos con el conjunto físico total. Procederé entonces a hacer algunos comentarios sobre los autores y los relatos que conformar este tercer número de nuestra revista Argonautas, publicación de fantasía, misterio, ciencia ficción y añadamos: “horror”... Primero vayamos con el índice:
Argonautas 3 (Febrero – Marzo – Abril, 2007)(Volumen dedicado al horror, relatos y escritores del género de terror y misterio) 1. Índice. 2. Editorial: De vuelta al horror por Carlos Enrique Saldivar. 3. Castigo por José B. Adolph. 4. Samuel Ángel por Javier Cotillo Caballero (Jaco). 5. Luz por Leonardo Gabriel. 6. La casa nave por Carlos Enrique Saldivar. 7. Cuatro clases de separación por Yelinna Pulliti Carrasco. 8. Imelda y las lugumbas por Alexandro Saco. 9. Panorama de la ciencia ficción en el Perú por Daniel Salvo. 10. Oficio de oficios por Luis León. 11. La noche en que siguió su rastro por Jorge Luis Obando 12. Apología al buen carnívoro por Luis Torres. 13. Valenia por Christian Elguera. 14. La extracción por Luis Eduardo Milano. 15. Agradecimientos. 16. Convocatoria.
Habrán notado que la revista corresponde en este número a la labor de 3 meses, pues ya en Mayo estuvo terminado el producto final y si retrasamos un mes más su nacimiento se debió a problemas de diversa índole que felizmente pudimos solucionar a tiempo, entre ellos, el de poder imprimir más de 100 ejemplares y reeditar volúmenes de Argonautas 1 y 2, cuestiones que hemos logrado realizar con éxito queridos amigos. Ahora permítanme hablarles de los cuentos presentes en esta modesta aunque importante antología peruana: Castigo de José B. Adolph, es un cuento de misterio, que ganó el primer puesto en el concurso “1000 palabras” de la revista Caretas en el año 1983, posteriormente fue recopilado para su antología: “La batalla del café” de 1984, edición del autor. Vuestro servidor pudo conseguir la antología “13 años de los mejores cuentos de 1000 palabras” de 1995, edición de Caretas. Este es uno de lo mejores cuentos de su autor, el estilo narrativo y los recursos utilizados en este breve relato nos sumergen de inmediato en la narración absorbiéndonos por completo. La releída es obligatoria y el placer inmenso. Esta recomendable narración está presente al principio de la revista, siguiendo la tradición de otras publicaciones como Copé que siempre inician con un cuento de José B. Adolph... Samuel Ángel de Javier Cotillo es un relato de fantasía muy en línea con los relatos infantiles, aunque no es un relato de lección sino una narración de esperanza repleto de imágenes bien delineadas, podría decirse que es un cuento de hadas, una luz en el camino oscuro y trágico que siguen las demás narraciones presentes en la revista. Desde aquí quiero agradecer la colaboración de este importante autor y educador peruano que nos ha prometido futuras colaboraciones en nuestra revista... Luz de Leonardo Gabriel es un relato lleno también de luz y color, tanto por los recursos literarios aplicados en el relato haciendo armonizar una muy interesante trama con una narración fluida y una prosa repleta de lirismo. Este relato me hace recordar aquellos cuentos publicados en la revista Amazing Stories u otras publicaciones similares hace varias décadas, no sé por qué pero tiene el mismo toque, la misma esencia de un relato popular y bien pensado, me dio esa impresión en verdad. La acción transcurre con rapidez, las imágenes presentes son de ensueño, es un relato muy visual cuya protagonista puede ser considerada un personaje sacado de un cuento de las mil y una noches, el relato es un tanto extenso pero vale la pena, en mi caso al menos ha ameritado varias leídas, tomando en cuenta que se inserta dentro de los llamados, series, ciclos, sagas, tan comunes en la ciencia ficción. Ver Elix y Plaste en los dos número anteriores de la revista. Luz se inserta con efectividad en el mismo universo creando una bien perfilada narración de ciencia ficción situada en el mismo mundo epistémico (Lima, en un futuro decadente, una sociedad donde la tecnología ha mejorado mas no los problemas de índole social o racial) y sigue la misma línea de las anteriores narraciones, es un relato de superhéroes atípica, el final es trágico, no siempre ganan los buenos. Notemos que la saga de los suprahumanos va cobrando mayor interés poco a poco y los relatos relacionados serán comunes en números sucesivos de Argonautas, ya sea por diversos personajes, tramas, épocas o diversos autores que van escribiendo sobre las mismas bases. Bienvenidos sean los relatos sobre superhéroes, quien sabe, podríamos tener aquí nuestra propia Marvel o D.C., nuestra propia fábrica de criaturas maravillosas. ¿Quién ha dicho que el Perú no es un buen escenario para este tipo de aventuras? Yo sé que lo es, la reacción del público así lo va demostrando... La casa nave es un relato de vuestro servidor, hablaré un poco de esta historia mencionando, para empezar, que se inserta dentro de la literatura de ciencia ficción aunque la trama resulte un tanto truculenta, puesto que contiene algunos datos futuristas como por ejemplo, la comida deshidratada presente en una nave o la radio que proyecta los discos en modo holograma, 3 dimensiones, como dato menciono que hace tiempo leí un cuento de Jack Williamson titulado Nacido del Sol donde menciona que en la soledad del espacio los deshechos pueden ser reutilizables, dicha idea me repugnó, así que preferí lo del purificador de agua y la comida que varía su volumen cuando se extienden sus átomos, creo que dicho sistema se está aplicando hoy en día en los viajes especiales y los astronautas hasta pueden comer carne aplicando el método mencionado, sin embargo más allá de todo tecnicismo, la trama gira alrededor de la pareja solitaria que convive en medio de la nada, en medio de su amor fallecido y en búsqueda de un escape, si se toma en cuenta que no queda mundo ya al que puedan huir uno del otro, de sí mismos y de los errores que el ser humano comete a menudo porque... es humano... Cuatro clases de separación de Yelinna Pulliti Carrasco es un relato que se inserta dentro de lo que podríamos llamar sociología ficción aunque no se aleja demasiado de la realidad pues hoy en día vivimos en una sociedad que nos divide en las 4 clases de separación del título, sectores A,B,C,D y vivimos problemas semejantes a los que viven los personajes del relato, ¿cuántas veces se nos ha negado atención médica porque no contamos con un seguro o un puñado de dinero para poder conmover a los médicos? Es una problemática impresionante pero verdadera y la vivimos día a día sobre todo la gente de escasos recursos, quizá surja un momento en que los de la clase alta lleguen a desentenderse totalmente de los pobres haciéndolos caer en un pozo sin fondo como en el relato se menciona. Mención aparte hago para Yelinna Pulliti que es la única mujer presente en la revista, en este número y que nos ha confirmado su participación en números sucesivos con cuentos inéditos, esto es, no presentes en su página web, ¿qué les parece? Imelda y las lugumbas de Alexandro Saco es un relato diferente pero a mi parecer se inserta también dentro de la ciencia ficción peruana sobre todo porque no podemos ver a simple vista si el autor nos sitúa en un pasado remoto o en futuro post – apocalíptico donde las costumbres tradicionales han quedado anuladas. Se trata más bien de una narración donde el choque cultural está emparentado con una especie de barrera sociológica, presente siempre cuando dos etnias intentan relacionarse sin llegar a ningún acuerdo. El erotismo, poético por momentos, y las acertadas descripciones acrecientan el valor literario de esta historia. Por favor lean el relato y díganme si es ciencia ficción, para mí sí lo es y me recuerda a algunos relatos publicados en las colecciones de Bruguera de Ciencia Ficción donde queda claro que basta manifestar una ciencia para que sea considerada del género. Este relato fue publicado en el volumen de relatos del mismo nombre: Imelda y las lugumbas en el 2001, editorial San Marcos donde figuran dos relatos más de ciencia ficción: Primavera y Molly, un cuento sobre mutantes, en el cual la especulación está tratada de un modo muy sutil, es una antología variada donde podemos encontrar relatos fantásticos, de misterio y de realismo siempre estos últimos con ligeros matices insólitos... Panorama de la ciencia ficción en el Perú de Daniel Salvo. Este delicioso artículo de Daniel es una oportunidad de poder situar a los fanáticos de la ciencia ficción y de otros lares en el espacio y el tiempo de la literatura peruana de ciencia ficción. Va desde los iniciadores como Clemente Palma, pasando por una serie de autores de gran importancia como José B. Adolph y Juan Rivera Saavedra, hasta llegar a nuestro días, desde aquí agradezco a Daniel Salvo por mencionar a la revista Argonautas como parte de este vasto conglomerado de publicaciones del género, sé que no lo merecemos pero hacemos lo imposible por sacar adelante las creaciones literarias fantacientíficas del presente... Oficio de oficios de Luis León. Los que hayan leído Uno más y Borderline en los números anteriores de Argonautas ya deben conocer el tipo de literatura que hace Luis Léon, gran amigo y poeta por sobre todas las cosas. Este relato no es fantástico, más bien se inserta dentro del realismo violento (no confundir con realismo sucio) en el cual se menciona una problemática horrible en nuestro país como es la prostitución infantil, es una historia de denuncia, muy cruda que demuestra hasta donde puede llegar la maldad del hombre y sobre todo que tan horrible puede llegar a ser el mundo real comparado con la más terrible historia de terror. Lean el relato con sangre fría e intenten no espantarse... La noche en que siguió su rastro de Jorge Luis Obando es otro relato de misterio que sí se inserta dentro de lo fantástico, aunque no se puede decir a ciencia cierta si es una realidad hecha fantasía o una fantasía plasmada como un hecho real, el relato es breve, de una prosa muy fina y simbólica digna de un buen narrador, aunque mi gran amigo Jorge Luis Obando, editor de la revista no publicó en el segundo número de Argonautas (mas sí en el número 1) nos demuestra con este ejercicio literario que sus relatos aunque no frecuentes, cuando llegan lo hacen con una enorme calidad. El final es sorprendente... Apología al buen carnívoro de Luis Torres es también un relato realista, muy ingenioso ya que está repleto de fantasías y anécdotas divertidas. Un grupo de amigos, dos varones y dos mujeres se encuentran en un restaurante del centro de Lima y empiezan a discutir sobre algunos temas de lo más delirantes, que no son por completo productos de una descarriada imaginación, como el síndrome de Lesh Nyhan (el hombre que se devora a sí mismo), también se hace mención al mito de los bufeos, al canibalismo y la sagacidad de los comerciantes limeños que nos venden para comer cualquier porquería, pero esa es la razón de este relato, y sé que alguno después de leerlo lo pensará dos veces antes de consumir un bocadillo callejero en un lugar de dudosa procedencia, pues... ¿de donde ha podido venir aquel delicioso anticucho o aquella agradable pancita? Tal vez del hospital más cercano, quizá no sea en verdad un producto animal sino... Bon apetit... Valenia de Christian Elguera es a decir verdad el relato más difícil de la revista, tanto por la prosa recargada, las imágenes abstractas o la trama compleja, pero he de admitir que es mi favorito de entre todos los publicados en este número. Por su poesía y esencia. El personaje principal que da nombre al relato es un ser fascinante que fácilmente nos atrae hacia sus redes como hace con el pobre joven víctima patética de esta especie de vampiresa de lo oculto, hay algunas menciones en el relato a ciertos autores clásicos, debo acotar que los autores son algunos del los favoritos del autor del cuento, entre los cuales se destaca, como no, H. P. Lovecraft. El horror al final llega y cuando lo hace es certero y no deja opción de escape para el lector más concentrado. He ahí el gran mérito del cuento... La extracción de Luis Eduardo Milano es otro cuento muy breve con un final sorpresivo y muy efectivo, es el único relato de la revista cuyo modo asemeja al de H. P. Lovecraft ya sea por el estilo obsesivo o las imágenes grotescas que se presentan. También es el único relato que es de horror y ciencia ficción a la vez demostrando con ello que dichos géneros estuvieron muy emparentados en cierto momento de la historia literaria sobre todo anglosajona, recuerden la revista Weird Tales . Las extracción es un relato que se puede denominar S. S. super short, ultracorto, muy común en los relatos de ciencia ficción, cuya característica es su brevedad, sorprendente a veces y su final, de gran impacto y risible en la mayoría de las ocasiones. Ojalá el efecto sea igual para ustedes amables lectores como lo fue para mí, tomen en cuenta que corresponde al mismo autor de La bolita, publicado en Argonautas 1, relato que también rinde tributo a Lovecraft en cierto momento de la narración aunque el estilo recuerda más a Stephen King, nunca podré olvidar el inicio de ese famoso relato del maestro: “Es cierto que le metí seis balas en la cabeza a mi mejor amigo, y sin embargo a través de este relato espero demostrar que no fui su asesino....”. El autor ya nos ha confirmado su participación en el siguiente número con un relato de horror titulado “El cigarro que volvía” (que no pudo insertarse en el número 3 por razones de espacio). He leído el cuento y me parece una excelente muestra del género, un tributo a Poe... La revista incluye un suplemento impreso de poesía metafísica, con el tiempo esperamos poder incluir los trabajos de poesía dentro de la misma revista, sé que el momento llegará muy pronto, los privilegiados en conseguir la revista podrían escribirnos al correo electrónico para hacernos llegar sus impresiones, por ejemplo queremos en algún número futuro incluir puros cuentos de horror, puede ser ciencia ficción con horror, ¿qué opinan ustedes? También podríamos publicar puros relatos de fantasía o puros relatos de ciencia ficción, pero... estoy divagando, la revista está muy bien como está por ahora, variada, apetecible y siempre dando oportunidad para que puedan añadirse nuevas plumas al universo literario peruano, no importa si se es joven o maduro, lo importante es dar a conocer las historias, no olviden que si no hallan un sitio apropiado en la web siempre tienen un lugar en Argonautas, no hay nada como leer en el papel, descansa la vista, en serio... En verdad les recomiendo mucho esta modesta publicación, los que puedan hacerse de una serán bastante afortunados, sentirán un inexplicable y hermoso placer que nunca llegarán a sentir aquellos que no puedan tomar la revista entre sus manos y acariciarla, cuidarla con esmero o revisarla a cada momento sólo para ver si es real, si de verdad es posible tanta belleza... como hace siempre su servidor, amante incansable de la Literatura...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada